LA CARTA NATAL: EL CAMINO DE LA CONSCIENCIA

Actualizado: jul 13




El primer procedimiento en astrología es siempre «levantar» una carta. Una carta astrológica puede tomarse como una especie de fórmula química en la que los planetas y signos son los «elementos» básicos, los cuales, en sus diversas combinaciones, componen la «química» de la personalidad.


“Cuanta menos conciencia tenemos de algo que está dentro de nosotros mismos, más probable es que eso nos haga actuar de forma compulsiva, privándonos de nuestras posibilidades de elección.” - Liz Green

Entendida así, la carta nos mostrará de una manera simple cómo cada individuo constituye una forma especial de combinación de los factores, comunes a todos los seres humanos.



La Carta Natal revela y reconoce la individualidad del ser humano


La carta astrológica es, sin embargo, más que una fórmula y más que un simple mapa del cielo al momento del nacimiento. No es algo que pueda estudiarse con un intelecto analítico y frío, es algo que hay que sentir.

Debe asumirse como un símbolo viviente del universo entero, visto desde un lugar determinado, en un momento determinado. Es la representación simbólica de las más básicas experiencias humanas: la experiencia del cielo, la experiencia del infinito y del orden. Es la «Firma» del Creador, la «instrumentación musical» de la armonía universal que, bajo todas las tormentas, todos los miedos y todas las victorias tumultuosas, es paz y grandeza. El músico mira una partitura y oye los tonos, interpretándolos con toda su variada cualidad.

De igual forma, para el astrólogo, una carta natal debería evocar a la persona viva, y los planetas y signos deberían ser los actores de una escena cósmica tan significativa como las escenas religiosas, descritas en innumerables Crucifixiones o Natividades, que suscitan las emociones del justo y son alimento simbólico para la intuición del sabio.

La carta astrológica es un cuadro simbólico de una realidad cósmica. Debería llegar a la imaginación tanto como al intelecto. Debería ser algo vivo.





El momento del nacimiento y su significado


Toda carta astrológica es una carta natal. A la astrología se la ha llamado justamente «la ciencia de todos los comienzos» (Marc Jones), porque está basada fundamentalmente en el estudio de la semilla-estructura de los potenciales de vida y de crecimiento, manifiestos en el primer momento de cualquier ciclo de actividad orgánica. La semilla es el punto de encuentro del pasado y el futuro; en ella finaliza un ciclo y de ella emerge otro nuevo. Pero la astrología trata principalmente de ese aspecto de la semilla en que la estructura del futuro organismo se revela como un conjunto de potenciales vitales nuevos y relativamente únicos.

El momento en que tiene lugar el primer llanto es el importante para el cálculo del tema de una persona (horóscopo), porque marca el comienzo de una existencia relativamente independiente, y no puede darse un conjunto de potenciales vitales nuevo y original a no ser que haya al menos un rudimento de independencia y expresión orgánicas.

El primer llanto es el primer acto de expresión orgánica integral al ser la respuesta del organismo al aire que penetra en él. Este aire inhalado trae con él la «firma» del pasado completo del universo, pero cuando el recién nacido deja sentir su primer llanto, expresa su propia respuesta al universo. Comienza a crear su futuro.


Cosmoterapia bebé nacimiento Carta Natal Astral

Esta respuesta se hace cada vez más individual una nueva contribución a la vida, al crecer y hacerse mayor. Cuando esto se produce, lo que en el nacimiento era sólo un conjunto de potenciales, se vuelve gradualmente la actualidad concreta del carácter y la conducta consciente del individuo.


La etapa prenatal de la vida orgánica es tan sólo la suma del pasado de la raza, como anticipación del tiempo, en que un momento presente, que trae consigo el poder para que la vida comience (viabilidad), y abra el camino a la revelación gradual del futuro.

Lo que llamamos vida es la constante revelación del futuro a través de una serie de situaciones presentes: una revelación que comienza con el primer llanto. Con la primera inhalación cambia el ritmo de la circulación sanguínea, y la sangre inicia su recorrido hacia los pulmones donde se oxigena. Por tanto es sólo entonces cuando el corazón empieza a funcionar en la forma característica de un conjunto orgánico vivo y autosuficiente.


La estructura completa de un ciclo, por ejemplo, la vida de un individuo, desde su principio a su final es un marco de referencia para todos los momentos y sucesos dentro de dicho ciclo.

Cada factor de la experiencia humana puede sólo encontrar su sentido cuando se le incluye en la estructura superior del ser total de la persona y de la humanidad.


Por tanto, lo que cuenta a la hora de evaluar o juzgar las acciones de un individuo no son los intrincados detalles de los sucesos, sino, por el contrario, la forma en que encajan en el marco de la conciencia social, ética, religiosa y personal de dicho individuo y de los que le rodean.


¿Cuáles son nuestros talentos innatos? ¿A qué se deben algunas de nuestras dificultades recurrentes? ¿Dónde está la clave de nuestro crecimiento espiritual? La astrología nos guía en estas y otras cuestiones, pues los astros, combinándose en un cielo particular, configuran un mapa celeste que dibuja nuestra personalidad, nuestra psique y nuestras habilidades.




--

María del Pilar Álvarez Ochoa

Astróloga Transpersonal

--

Bibliografia:

La práctica de la astrología, Dane Rudhyar.

#Cosmoterapia #CartaNatal #CartaAstral #Nacimiento #Astrología


19 vistas
CONTACTO
Agenda una Cita de Cosmoterapia para Lecturas y Consultas 
  Tel: +(57) 311 479-4745 (Colombia)
  Email: contacto@cosmoterapia.com
arrow&v

© 2020 Creado por Cosmotereapia.com